UA-47812476-1

miércoles, 5 de febrero de 2014

El Coaching te ayuda a alcanzar resultados extraordinarios en la práctica del pádel

Este es el primer post del blog de Tu Personal Pádel Coach, así que parece que es un buen momento para explicar qué hacemos...

Como la palabra “coaching” se usa a menudo con diferentes significados quizás convenga explicar la diferencia que hay entre el "coaching” como entrenamiento, habitualmente deportivo, y el "Coaching" como proceso no directivo, que para diferenciarlo comenzaré con mayúscula.

En el coaching-entrenamiento (coach significa entrenador en inglés) el entrenador se encarga de obtener el máximo rendimiento del deportista utilizando diversos tipos de estrategias (formación, mentoring, psicología, presión, entrenamiento físico, etc…)

En el Coaching-no directivo (o centrado en la persona) el Coach sigue un proceso basado en el modelo GROW a través del cual, ayudará al deportista a encontrar recursos nuevos dentro de sí mismo. Por lo tanto el Coach No-directivo, no transmitirá conocimiento, consejo o experiencia al deportista, pero conseguirá que éste saque de sí mismo todo lo que necesita y dé los pasos adecuados para conseguirlos. Por lo tanto, con el Coaching No-directivo, el deportista encuentra dentro de sí todos los recursos que necesita para evolucionar. Esto trae como consecuencia un radical aumento de los 3 pilares que necesita para evolucionar (CAR): Conciencia, Auto-confianza y Responsabilidad.

Padel Coach Padel Coaching deportivo para el máximo rendimiento deportivo, atrévete, limite, cambio,Tu personal padel coach

Muchas personas me han preguntado cómo es posible aplicar el Coaching No-directivo (una actividad normalmente asociada a la dialéctica, es decir, basada en el diálogo -y por lo tanto mental-) al pádel (una actividad deportiva -física-). Es importante recordar que la separación entre mente y cuerpo no existe. Tanto los pensamientos, como las emociones y las reacciones corporales están completamente entrelazados, como la reciente disciplina de neurociencia ha demostrado.

Una vez comprendido esto, podemos entender que con los pensamientos adecuados y las emociones adecuadas, nuestras reacciones corporales serán las óptimas. Estos pensamientos, emociones, y comportamiento corporal son diferentes en cada persona, por lo que es necesario que el deportista encuentre los suyos, sin que un entrenador le indique qué debe pensar, sentir o cual es la técnica perfecta ¿hay acaso 2 jugadores de pádel con la misma bandeja?

Este blog trata de cómo conseguir mediante el Coaching, que en la práctica del pádel, nuestros pensamientos y con ellos nuestras emociones sean las adecuadas, eliminando así las interferencias (por ejemplo el constante diálogo interno: dale así, qué malo eres, qué mal estoy hoy, tengo el partido ganado...), y encontrar los recursos adecuados, para así dejar que nuestro potencial se manifieste completamente.

¡Hasta pronto!